descargaELITE abrevia el nombre de nuestra Institución: Escuela Latinoamericana de Ingenieros, Tecnólogos y Empresarios. 

De este nombre se deriva que nuestra vocación además de Nacional, es Latinoamericana.

Nuestro principal enfoque está en las Ingenierías y Ciencias Económicas y Administrativas, disciplinas centrales para el desarrollo económico del país y la región.

Nuestro compromiso se centra en el nivel profesional y en los niveles de formación superior técnico y tecnológico, tan relevantes en las dinámicas de desarrollo empresarial como el de postgrados.

Nacemos en 2012 como resultado de los sueños e iniciativa de dos grandes líderes de nuestro país. El Ex-Presidente Álvaro Uribe Vélez y el Dr. Darío Montoya Mejía, empresario y ex-Director del SENA.

Sus ideas y propósitos por una Institución que se atreva a proponer nuevos esquemas en la Educación Superior de nuestro país fueron acogidas por los miembros fundadores de ELITE: los doctores Pierre Padilla, Ex-Rector de la Escuela Nacional de Ingenieros de Mets –ENIM, en Francia, el empresario Jesús Guerrero y el Ingeniero y empresario Rafael Montoya Vélez.

Además encontramos el apoyo de personas, empresas y otras Instituciones Educativas que creen en la Escuela y en una educación que se atreva a romper paradigmas, a cambiar las formas en que aprendemos y enseñamos, que utilice las tecnologías de forma optima y visionaria y que contribuya a construir una mejor sociedad.

La Misión de nuestra organización, aquello que distingue lo que la organización se compromete a hacer, ha sido plasmada en nuestra “Propuesta de Valor”.

En este sentido nuestra misión en ELITE es recuperar el sentido moral y el valor social de las élites. Recuperarlo desde la perspectiva del individuo, de las comunidades y, por supuesto, del país que queremos construir. Un país de élite.

Nuestro concepto de ELITE reconoce a ciertas personas o grupos, un desempeño y virtudes superiores al promedio, como fruto de su esfuerzo individual por desarrollar una o más de las capacidades humanas.

Llegar a ser un deportista de élite implica un entrenamiento diario, exigente y constante. Llegar a ser un intelectual de élite implica estudio, disciplina y compromiso por encima del promedio.

En ELITE este concepto orienta nuestro propósito y futuro deseado. Orienta nuestro ideal de estudiante, de profesor, de profesional y de ciudadano. A la larga, nuestro sueño de organizaciones, comunidades, empresas y, en últimas, nuestro sueño de país, el país que queremos ayudar a construir.